MENU

Una preciosa Boda civil en Plasencia, bajo una envidiable atmósfera a las orillas del Río Jerte. Así fue la íntima y romántica ceremonia de Alba y Rubén.

Porque, en lo simple hay mucha belleza. Por este motivo, eligieron este escenario bucólico en el que celebraron su enlace. Siendo el paisaje testigo del amor entre dos personas que no concebían un futuro sin estar juntos.

Fernando, el alcalde de la preciosa ciudad de Plasencia, los casó con su típica y admirada oratoria.

Por esta razón, sus discursos previos a la fiesta, son tan agradables y emocionantes de escuchar. Incluso para lo que en ese momento estamos trabajando.

Alba entró de la mano de su madre que mostraba con una sonrisa radiante. No querían que este recuerdo se perdiera en el tiempo, por este motivo, contrataron a un fotógrafo de bodas profesional.

Uno de los instantes más emocionantes tuvo lugar cuando se dieron el “sí quiero”. Qué hecho tan preciado éste, ya que marca el futuro de una pareja. Además, les permite reafirmase en lo que ambos sienten respecto del otro.

En el momento de la ceremonia comenzó a llover, sin embargo, la sonrisa de la novia iluminó aquella mañana de martes que empezaba a oscurecerse.

Aunque cayeron unas gotas de agua que refrescaron el ambiente, su boda civil en el campo continuó. Todos se fundieron en abrazos y felicitaciones sabiendo que sus vidas quedaban unidas para siempre.

 

Comentarios
Escribe tu comentario

X

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies