MENU

La sesión de preboda, puede convertirse en un momento muy especial que plasmar mediante imágenes naturales y espontáneas. Además, el hecho de documentar una tarde con los novios y su familia, nos da la oportunidad de conocerlos más.

Por este motivo, nos fuimos a un entorno de increíble belleza, como es la Plaza de España o el Parque de María Luisa, en Sevillla. Y es que ésta es sin duda, una de las ciudades más increíbles de España. 

Además, los entornos urbanos son lugares con mucho potencial para una sesión de preboda, pues nos permiten jugar con todo aquello que nos rodea, encontrando tomas creativas y sorprendentes.

Aunque es cierto que, no hay nada mejor que estar en un lugar en el que nos sintamos cómodos y libres: la playa.  

Además, consideramos muy divertido trabajar con los más pequeños de la familia, pues nos transmiten su alegría y energía. Y sobre todo, la pasión por los animales, como ocurrió en este reportaje de fotos.

Por ejemplo, aquella calurosa tarde, también compartimos tiempo con los tres increíbles perros que tenían.  Como resultado, las imágenes hablan por sí solas y muestran el amor incondicional que podemos llegar a tener con estos seres de cuatro patas.

La sesión en la playa transcurrió a base de juegos y risas, en un ambiente relajado y con el sol poniéndose en el horizonte. Qué placer tan inigualable es contemplar una atardecer con los que más quieres y haciendo algo tan simple: disfrutar del mar.

Todas estas fotografías quedarán guardadas en un álbum, con vista a que la familia pueda volver a ellas cuando lo deseen.

 

¿Te casas?

¿Quieres saber si tu fecha está disponible?

O si prefieres puedes enviarnos un correo electrónico a esta dirección

haz click en el botón para enviar un correo

Comentarios
Escribe tu comentario

X